• Petlounge

Como evitar que mi perro muerda todo

Actualizado: 1 abr 2019




Un problema común cuando adoptamos un cachorro es que nos destroce la casa mordiendo lo que encuentre en el camino, aunque al principio nos parezca tierno, es importante limitarlo en esta etapa ya que es mucho más sencillo a que si lo dejamos para cuando sean adultos.




Al igual que los bebés humanos los cachorros tienen la necesidad de morder, ya que les duelen las encías y los dientes se están desarrollando, además, a esta edad son muy juguetones y están más activos por lo que controlan su ansiedad a través de la mordida. En condiciones naturales, es la madre quien les enseña a controlar la mordida, pero como los adoptamos desde pequeñitos debemos enseñarles nosotros mismos


Según los especialistas en entrenamiento canino, el control de la mordida, es una lección sencilla que les puede enseñar en casa con la técnica del intercambio, poniendo en práctica los siguientes 5 pasos:


1) Adquirir un mordedor: Existen de muchos tipos y formas, con y sin sonidos, más blandos y más duros. Escoge un par con distintas cualidades para que puedas probar cual es el que más le gusta a tu mascota. Te invitamos a revisar la colección de “juguetes mordedores” de Petlounge.


2) Incitarle a jugar: debemos incitar a nuestro perro a jugar con el mordedor, es importante que lo hagamos de forma calmada y no sobreexcitada. Cuando lo mordisquee vamos a reforzarle con un “muy bien”, caricias y al principio incluso golosinas especiales para perros.


3) Reforzar el comportamiento de forma efusiva: dejaremos los juguetes a su alcance y cuando los tome por iniciativa propia lo reforzaremos de forma efusiva. Debe entender que nos encanta que utilice su juguete.


4) Redirigir la mordida: cuando veas que tu perro quiere morder un objeto no permitido, llama su atención, dile que “NO” y entrégale su juguete mordedor.


5) Ser constante y persistente: Si hacemos estos pasos de manera constante y en el momento preciso nuestro perro aprenderá lo que debe y no debe morder.


Como vemos, esta técnica de entrenamiento no consiste en regañar, sino que enseñarle, a través de un reforzamiento positivo, lo que puede y no puede morder.

365 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo